La mejor comida casera

Mirabell

Olla GM G, mi opinión 6 meses después

Hace 6 meses que me decidí a comprar una olla programable. Había oído hablar tantas cosas buenas de ellas que tenía que probarla. Y hoy os voy a dar mi opinión de ella, después de haberla utilizado todos estos meses.

No te dejes intimidar por la palabra presión, la nueva generación de ollas programables son muy seguras y fáciles de utilizar.

Olla GM G, mi opinión 6 meses después

Lo primero de todo, os diré que e elegido una olla GM modelo G, y la compré en esta tienda a un precio muy bueno, me la enviaron muy rápido y sin ningún problema.

Una vez desembalada, hay que limpiarla y asegurarnos de que funciona sin alimentos, y para ello hay un programa especial, que es el de LIMPIEZA. Añadimos medio litro de agua en la cubeta, cerramos la tapa y cerramos la válvula. Pulsamos el botón limpieza y empezará a funcionar inmediatamente durante 9 minutos.

Si no da ningún error durante este proceso, es que funciona correctamente. A continuación despresurizamos la olla abriendo la válvula. Abrir la válvula sólo tiene una posición, mientras que el resto es para cerrarla.

Hay que utilizar un paño de cocina para abrir la válvula, porque si la abrimos con la mano vamos a quemarnos.

Cómo cocinar un plato

Hacer un plato es muy sencillo, sólo tenemos que seleccionar el menú que queremos con la rueda y aceptar pulsando el botón. Hay 16 menús diferentes: HORNO, PASTA, GUISO, ARROZ, PAN, FERMENTAR, POSTRE, ESCALFAR, FUEGO LENTO, CONFITAR, COCINA A PRESIÓN, PLANCHA, FREÍR, SOFREIR, COCINA AL VAPOR y TURBO.

A continuación, la olla nos va a preguntar cuanto tiempo queremos mantener el menú.
Aunque viene un tiempo prefijado, nosotros podemos modificarlo a nuestro antojo, sólo moviendo la rueda central, hacia la derecha para aumentar, y a la izquierda para disminuir.

Al confirmar el tiempo con el botón, empezará a cocinar. Sabemos que está calentándose y cogiendo a presión, porque al lado del temporizador aparece unos guiones en movimiento. Cuando dejan de moverse, empieza a descontar el tiempo.

Aunque no nos lo pregunta, también podemos modificar en cualquier momento la temperatura (Tº) y la presión (P) (si la lleva), que vienen ya prefijadas.

De esta manera, la cocción es totalmente personalizable y siempre va a quedar a nuestro gusto.

Al finalizar la cocción, la olla nos avisa de que "la comida ya está lista". E inmediatamente pasa a mantenimiento en caliente, por lo que si no estamos en casa o la hemos programado para una hora, la comida no se nos enfriará.

4 presiones diferentes

Dependiendo de lo que estás cocinando, puedes utilizar una de sus 4 presiones: baja, media, alta y muy alta.
No todas las ollas programables tienen 4 presiones, generalmente tienen 3 o 2.

La presión muy alta es para las legumbres y demás platos de cuchara, la alta es para guisos con carnes duras, la media es para guisos con carnes más delicadas, como pollo o verduras, y la presión baja es para platos que no tienen líquido. En los menús HORNO, PLANCHA o FREIR, no existe presión.

Si no sabes que presión poner no te preocupes, en casi todas las recetas te lo indica, o sino se deja la predeterminada.

Control de la temperatura

La temperatura va de 60 a 200º C, aunque varios menús no tienen.

Despresurización rápida o natural

Generalmente, todos los menús se hacen con la válvula cerrada para que coja presión. Por eso, una vez que haya terminado de cocinar, hay que despresurizar la olla. Se puede hacer rápida o naturalmente.

La despresurización rápida significa que se libera la presión inmediatamente después de cocinar, girando la válvula hasta que está abierta. Generalmente se utiliza este método para los alimentos a los que no les beneficia el tiempo de cocción extra, como los huevos.

La liberación de la presión (acompañada por un fuerte chorro de vapor) dura aproximadamente 1 o 2 minutos. No se puede abrir la olla hasta que la presión a salido completamente.

La despresurización natural significa dejar que la presión se reduzca lentamente. No tienes que hacer nada para que esto suceda, baja automáticamente con el tiempo. Este método es particularmente bueno para las legumbres. Esto podría llevar de 10 a 15 minutos.

Accesorios

La olla incluye un cestillo para freír, una rejilla para cocinar al vapor y que los alimentos no toquen el agua, un cucharón que no ralla la cubeta, un vaso medidor para calcular la cantidad de los ingredientes, y una cubeta de cerámica antiadherente.

También se pueden adquirir otros accesorios, como la tapa para la función horno, u otros tipos de cubetas, pero yo de momento me apaño con estos.

Limpieza de la olla

Cuando hemos sacado los alimentos de la cubeta, no tenemos ni que limpiarla. Basta con añadir 2 vasos de agua, medio limón, poner la tapa con la válvula cerrada y seleccionar el menú limpieza. Esto despegará toda la suciedad y sólo habrá que aclararla con agua.

Regularmente también hay que limpiar los elementos de la tapa, como la válvula, la contratapa y el aro de silicona.

Programación

Es una función de lo más útil. Si nos vamos a trabajar por la mañana, podemos programar la olla para que tenga la comida lista a la hora que le indiquemos nosotros. Y si nos retrasamos, mantendrá el calor hasta que volvamos.

Qué platos he preparado con la olla GM G:

Desde que la compré, no hay día que no la he usado. Tiene tantas funciones, que vale para hacer cualquier plato.
Me gusta sobre todo para hacer los platos que requieren más tiempo, como las legumbres o los guisos.

Suelo utilizar el menú TURBO para hacer garbanzos, lentejas, alubias y cocido, y apenas tarda 40 minutos como mucho. El resultado y el sabor es el mismo que con la cocción tradicional.

Cuezo huevos, hago guiso de ternera y hago caldos con el menú PRESIÓN y lo mismo, rapidísimo. La carne de ternera queda como mantequilla en 35 minutos.

Con el menú VAPOR hago la coliflor u otras verduras, de manera que no pierde ninguno de sus nutrientes, o hago mejillones al vapor.

Para las sopas, el pollo y las albóndigas utilizo el menú GUISO, y con esta receta de albondigas caseras no te va a fallar.

En FUEGO LENTO es como si cocinásemos en una cazuela normal, pues son tiene presión, sólo temperatura y tiempo.

En ESCALFAR se cocinan los alimentos en un líquido a una temperatura inferior a la ebullición. Es perfecta para escalfar huevos o hacer peras al vino.

El menú CONFITAR todavía no lo he usado, pero se que se pueden confitar tanto dulces como ingredientes salados, como pescados.

El que sí utilizo a menudo es el de FERMENTAR para hacer la masa de la pizza. En apenas 30 minutos, la masa sube muchísimo. En este menú se puede fermentar cualquier alimento que tenga bacterias o fermentos, como yogures, y masas, y luego lo podemos cocinar en el menú PAN.

Para hacer bizcochos, muffins, magdalenas, etc, utilizo el menú POSTRE, que se parece al menú HORNO, pero tiene menos temperatura.

PASTA y ARROZ son específicos para estos ingredientes, aunque el fideuá lo hago en el menú arroz.

Y PLANCHA, FREIR y SOFREIR sirven para eso, cocinar los alimentos en la plancha, freír cualquier frito y hacer un sofrito perfecto.

Este tipo de ollas on una maravilla, te ahorran un montón de trabajo al cocinar. No soy la única que piensa así. Hay quien prefiere hacer todo el proceso de cocinado de manera manual.

Yo creo que igual que avanza la tecnología en otros aparatos para casa, también lo hace en la cocina. Y sería ridículo no aceptar las ventajas de las ollas programables. Yo estoy más que satisfecha con mi Olla GM G, y sin duda ha sido una buena compra. Espero que este artículo os ayude a dar el salto a las ollas programables, sea cual sea el modelo que decidas comprar para tu casa.

Mi lista de deseos para la cocina

Con este electrodoméstico no ha terminado mi lista de cosas para tener la cocina perfecta. Todavía quedan cosas.
Tengo pendiente elegir la mejor cafetera de cápsulas, y comprar una batidora/amasadora para que amase el pan sola.

Con eso creo que ya tendría mi cocina perfecta, con todos los electrodomésticos que quiero. Aunque siendo sincera, ¡seguro que cuando los tenga se me ocurren nuevas cosas para comprar!

Fabada en olla GM

Estamos ante el plato más internacional de la cocina asturiana, y uno de los más populares en toda las regiones de España. Así que he cogido mi olla gm, y me he puesto a hacerlas sin pensarlo dos veces.

La fabada es un potaje compuesto por fabes, que son judías blancas, e ingredientes procedentes del cerdo (lacón, tocino, morcilla, chorizo...).

Leer más

Pollo asado con patatas en olla GM

¿A quién no le gusta el pollo? Es una carne que todos comemos cada semana, blanca, muy jugosa y apetecible. Y lo mejor de todo, es que tiene pocas calorías si se hace con unas técnicas culinarias adecuadas. Para hacerlo, vamos a utilizar únicamente la olla GM modelo G, que incluye la función horno para asarlo sin tener que encender el horno.

En este artículo que publicamos tienes toda la información de la olla programable que tengo, por si tienes alguna duda acerca de si comprarla o no.

Leer más

Merluza en salsa verde en olla GM

Para hacer esta receta de merluza en salsa verde, he utilizado únicamente mi olla GM. No necesito más. Ya os he contado mi experiencia con la olla GM G, y la verdad es que estoy muy contenta con su adquisición. La utilizo muchísimo y con ella hago los platos muy rápido.

Leer más

Flan en olla GM

Aquí tienes un postre fácil de preparar que les gusta a todos, el flan con caramelo. Acompáñalos de nata montada si las calorías no son tu punto flaco. El caramelo puedes comprarlo ya hecho, o hacerlo tu mismo, como prefieras, pero no tengas miedo a hacerlo, pues es muy sencillo.

Leer más

Caldereta de rape

Las calderas de pescado resultan muy sabrosas, pues tienen todo el sabor del mar. En esta ocasión hemos elaborado una caldera de rape, pero se puede hacer de otros pescados blancos, como la merluza, el rodaballo o el bacalao.

Ya hemos hablado de alguna receta con bacalao, pero es tan versátil, que admite numerosas preparaciones y siempre queda bien.

Leer más

Pastel de camarones

Es muy fácil hacer este pastel de camarones. Todo lo que necesitas son algunos camarones pelado y desvenados (el tamaño de los mismos realmente no importa en esta receta), un poco de lechuga, nata líquida, salsa de tomate, 6 huevos y unas gotas de Tabasco para darle un toque picante.

Este pastel resulta muy jugoso, pues además está servido con una salsa de verduras y las cáscaras de los camarones, realmente llena de sabor.

Leer más

Soufflé dulce y salado

El soufflé es uno de los platos más difíciles de hacer, ya que no deja lugar a errores. Este elegante y exquisito plato que puede ser salado o dulce, combina un exterior fragante y suave con un tentador relleno cremoso (que puede tener una variedad de sabores).

Mientras que los orígenes de este plato son inciertos, probablemente data de la época Medieval. Sin embargo, debido a la ligereza única del plato, la dificultad de preparación y su bonito aspecto, se cree que la versión moderna tiene raíces a principios de 1700, cuando las técnicas de cocción y las herramientas eran más avanzadas y capaces.

Leer más

Bacalao al pil pil con pisto

Hay muchas maneras de preparar bacalao, pero sin duda la más conocida es al pil pil. En esta ocasión hemos querido añadir una guarnición de pisto para completar el valor nutricional del plato. Así conseguimos que, además de muy sabroso, sea nutritivo.

Eso si, es un plato bastante calórico, ya que lleva bastante aceite, así que hay que limitar el consumo de la salsa. En cambio el bacalao es muy poco calórico, y es muy recomendable.

Leer más

Recetas con espinacas

Las espinacas no tienen punto medio, las amas o las odias. Claramente se diferencian como una verdura de hoja verde, y como todas ellas, son muy beneficiosas para la salud. A la hora de comprarlas, elegiremos unas espinacas que tengan hojas y tallos verdes brillantes, y que no tengan signos de coloración amarillenta. Las hojas deben presentar un aspecto fresco y tierno, y no deberían de estar marchitas o magulladas.

Leer más

Pasta para todos los gustos

Si hay algo que nunca sobra en un restaurante, es la pasta. Da igual que no sea un restaurante italiano, la pasta, de cualquier variedad y tipo, siempre triunfa.
Y para que nunca falte en tu casa, utiliza estas dos recetas de pasta que te van a chiflar.

Leer más